Jean Talon

Gabo San Martín

Al redactar estas crónicas, he tratado de seguir un orden cronológico, para poder sumergirlos en la cultura del lugar donde vivimos ¡Y bien! Finalmente escribiré sobre uno de los personajes de la historia de Quebec que me llama mucho la atención.

Montreal posee un mercado lleno de vida, de colores, de sabores y de olores. ¿Adivinaron? En efecto, es el Mercado Jean Talon, también nombre de una de las calles que para mí es un viaje étnico desde su principio y hasta el fin, donde las culturas de allá y de aquí se confrontan, se instalan y también se fusionan.

Jean Talon es el primer intendente de la Nouvelle-France, entre los años 1665 y 1672  (como un Primer Ministro de hoy), enviado por el rey Louis XIV con el fin de reanimar esta colonia francesa prácticamente en ruinas, explotada y mal administrada, hasta ese momento, por compañías francesas privadas.

Jean Talon demostró ser un administrador, ingenioso y muy activo. Logró realzar la economía de la colonia, diversificándola en todos los ámbitos: naval, agrícola y minero; logró también establecer un ejército capaz de defender la colonia de los constantes ataques iroqueses.

Pero definitivamente la razón más importante, y por la cual el intendente Jean Talon es recordado, es por el hecho de haber establecido un equilibrio demográfico en la colonia. El intendente Talon se dio cuenta que habían más jóvenes hombres en edad de formar una familia, que mujeres solteras. Es por eso que mandó a buscar muchachas de origen pobre, huérfanas y de vida precaria, desde Paris hasta la Nouvelle-France. Estas señoritas, quienes debían rápidamente encontrar marido, son llamadas ”Les filles du roy” (las hijas del rey) y lograron restablecer y asegurar, en breve tiempo, el equilibrio demográfico de la colonia.