PULSÓMETRO

Rocío Vadillo: “Sin el pueblo andaluz, el flamenco no hubiera existido tal como es hoy”

“El cante y el baile flamenco son para mí una forma de expresar sentimientos muy profundos, que van más allá de la alegría y la tristeza, emociones muy humanas, que trascienden las fronteras de un país o las de un espacio físico determinado”.
— Rocío Vadillo

GUILLERMO GLUJOVSKY

L a pluma del poeta español García Lorca y la convocatoria al Concurso de Cante Jondo, que tuviera lugar en la ciudad española de Granada (1922), marcan el retorno de un género que algunos creían que estaba condenado a la desaparición. Al igual que ocurre con otros estilos musicales como el jazz y el tango, los inicios del siglo XX marcan el reconocimiento del flamenco como una manifestación artística con valores populares dignos de destacar, despertando el interés de investigadores de distintas disciplinas, interesados en analizar las circunstancias que le dieron origen y las razones de su desarrollo hasta nuestros días.

José Luis Salinas Rodríguez, en su libro Jazz, Flamenco, Tango (editorial Catriel, 1994) menciona una diversidad de elementos culturales, étnicos y  religiosos que confluyen para dar origen al género, que van desde componentes gitanos hasta rasgos de la música y de la danza árabe y judía.

Marginación, lamento, descontento, furia, son algunas de las expresiones que pueden ser percibidas por aquellos que asisten a un espectáculo de flamenco hoy día, emociones heredadas de aquellos fundadores del género, y que parecen no haber perdido su continuidad.

Bailaora y profesora

Rocío Vadillo, bailaora y profesora de flamenco, nos brinda mayores detalles sobre las características específicas del género y nos cuenta su experiencia sobre qué significa para ella vivir de una pasión – y profesión – que la ha acompañado durante varios años. Respecto a los inicios y continuidad del flamenco, Rocío asegura que a los antecedentes gitano-árabe y judío ya mencionados, habría que agregar los componentes sociales que aportan los habitantes de la ciudad de Andalucía; “sin el pueblo andaluz, el flamenco no hubiera existido tal como es hoy… no sólo por el baile y el canto que convive en el día a día de los andaluces, sino porque ellos transforman cada contratiempo cotidiano, en un momento de alegría, alegría que con seguridad se transmite al espíritu de la danza”.

Al preguntarle las razones que han hecho de esta danza su profesión y su estilo de vida, Rocío Vadillo nos responde: “El cante y el baile flamenco son para mí una forma de expresar sentimientos muy profundos, que van más allá de la alegría y la tristeza, emociones muy humanas, que trascienden las fronteras de un país o las de un espacio físico determinado”.

Sorprendida por la coexistencia de la cultura norteamericana, europea y latinoamericana en la ciudad de Montreal, Rocío ya ha comenzado a incorporarse al mundo del flamenco que se respira en la ciudad: fue una de las primeras figuras de la sexta edición del Festival Flamenco de Montreal 2018 (al que llegaron figuras internacionales y al que asistieron 3.000 espectadores). Rocío Vadillo se presenta en las principales salas de espectáculos de la ciudad y continúa con la enseñanza a nivel privado y en asociaciones de baile.


Rocío Vadillo, cantaora y bailaora

Nació en Madrid y creció en Córdoba (España), donde inició sus primeros pasos en la danza flamenca. Luego de realizar estudios de Arte Dramático en la Escuela Superior de Córdoba y en la Escuela de Cine de Madrid, completó su formación de baile profesional en la Escuela de Carmen Roche (orientación Comedia Musical), siguiendo una variedad de estilos que abarcan desde el ballet, el jazz, el claqué hasta la danza contemporánea.

En pleno desarrollo de su carrera, llega a la ciudad de Paris (2003) participando en festivales de renombre como el Festival Metis’Arts, el
Festival de Flamenco (versión París) y los festivales Conquista Flamenca y Aire Flamenco (entre otros).

En 2006, es contratada como “actriz de voz ” para Disneyland Paris y para la televisión francesa, donde participa en la emisión –en directo– The Voice para TF1 (2014) bailando junto al finalista y ganador de la temporada, Kendji, al que acompañará una segunda vez en mayo del 2015 para la emisión Les 60 ans de Europe 1 para la cadena televisiva D8. La década del 2010 marca un nuevo rumbo en su carrera: la puesta en escena de proyectos de realización propia tales como Deseo (2010), Trinidad (2014) y Vous êtes ici (2017).


Dónde aprender a bailar y asistira espectáculos de flamenco en la ciudad de Montreal:

www.flamenco77-rociovadillo.com

Club Espagnol de Québec : 514 842 6301
Centro Gallego : 514 843 3821
Dieseonze Jazz Bar : 514 223 3543