PULSÓMETRO

Mi hijo sufre de acoso escolar ¿Qué debo hacer?

Según la Unesco, dos de cada diez alumnos en el mundo sufren acoso y violencia escolar. | FOTO: TONY ALTER
El acoso escolar es uno de los grandes problemas que muchos niños sufren ante la impotencia de sus padres. En muchos casos, los menores hostigados reciben burlas, mofas y hasta golpes sin que hagan nada para defenderse. El trabajo en conjunto entre los profesores y los padres es fundamental para que las víctimas no acaben con graves problemas psicológicos.

HAYDÉE CAMPOS G.

Muchos niños sufren de acoso escolar lo que genera problemas psicológicos y, por ende, problemas conductuales que alarman a sus progenitores por no saber estos qué hacer. No siempre el acoso se da por alguna razón lógica, ni porque el niño es el “raro” o “el gordito” de la clase. Más que dedicarse a encontrar el motivo del acoso, se debe actuar para que esto termine. Si los acosadores son menores y de la misma edad que nuestros hijos, esto no debe mermar el poder de acción de los padres de la víctima. Deberá dejar en evidencia al niño acosador con sus padres, puede ser que esto termine con el problema.

Fortalecer a la víctima

El psicólogo especializado en infancia y familia, Javier Urra, explica a Pulso que si nuestro hijo sufre de acoso escolar, los padres deberán hablar con los profesores, con el director o inspector. Si el problema es continuo y los acosadores son mayores a 14 años, se deberá ir a otras instancias. “Se debe apoyar a la víctima, pero también hay que fortalecerla. Hay que enseñarle diferentes tipos de habilidades para que él sea capaz de generar un grupo de iguales”. La Asociación Americana de Psicología (APA) determinó que un porcentaje de suicidios de niños tiene como causa el acoso escolar.

El ciberacoso

Actualmente, el acoso escolar cuenta con otro aliado: el ciberacoso porque el niño también sufre de hostigamiento estando fuera de la escuela. No descansa ni los fines de semanas, ya que todos sus compañeros se ríen de él a través del Facebook, el WhatsApp y otras plataformas. Esto es muy doloroso en niños que no pueden lidiar con este tipo de presión ni de burlas. Es muy importante que los padres detecten este problema en sus hijos para darles el apoyo del caso. Muchos pequeños sufren en silencio y ello puede ocasionar que tengan comportamientos suicidas. Además, es probable que no quiera volver a la escuela porque lo ve como su lugar de tortura en vez de ser un espacio de diversión y aprendizaje.

Según la Unesco, dos de cada diez alumnos en el mundo sufren acoso y violencia escolar. El hostigamiento verbal es el más común, pero también ha aumentado a través de Internet y las redes sociales. Este estudio calcula que, cada año, hay 246 millones de niños y adolescentes sometidos a violencia en el entorno escolar. El 34% de menores de entre 11 y 13 años han sido acosados de forma esporádica a lo largo de los meses, y que un 8% de ellos dice sufrir acoso diario.

Laisser un commentaire