Aeropuerto Pierre-Elliott-Trudeau: un nombre “indigno”

Pierre Elliott Trudeau. FOTO : Rob Mieremet

Decenas de personalidades, políticas sociales y culturales de Quebec están exigiendo el cambio de nombre del principal aeropuerto internacional de Montreal, Pierre Elliott Trudeau. Piden que en su reemplazo se le denomine Aeropuerto René Lévesque, en honor al ex primer ministro de Quebec.

En un comunicado los firmantes señalan que el nombre de Trudeau “es indigno de tal honor en Quebec”.

El texto añade que ”asociar el nombre de un individuo con un aeropuerto internacional es sin duda uno de los mayores privilegios que un pueblo puede otorgar a cualquiera de sus ciudadanos. Es hacer de un personaje dado el representante perpetuo, frente al mundo entero, de lo que uno es. Se trata de dedicarle publicidad permanente, el escaparate definitivo a través del cual cualquier turista, cualquier viajero extranjero, en cualquier momento del día o de la noche, dará un primer vistazo a su lugar anfitrión”.

“Sin embargo, —afirman— esta es la realidad que se nos impone a los quebequenses”.

En el texto difundido por varios medios de prensa los firmantes añaden que “en vista de las traiciones y los prejuicios que infligió a Quebec, Pierre Elliott Trudeau no merecía en absoluto que se erigiera un pedestal de este tipo, resultado de una decisión unilateral tomada por Ottawa hace 20 años”.

Acontecimientos de octubre de 1970

El comunicado argumenta que “en su relación con la nación de Quebec, Pierre Elliott Trudeau no se adhirió a los mismos estándares democráticos y humanistas que afirmó defender en cuerpo y alma en el escenario internacional. En un estudio publicado el pasado mes de noviembre, el Instituto de Investigación sobre la Autodeterminación de los Pueblos y la Independencia Nacional (IRAI) pudo demostrar con más claridad que nunca el alto grado de perfidia detrás de las maquinaciones que llevaron a la proclamación de medidas de guerra en octubre de 1970”.

“A lo largo de este período convulso de nuestra historia, el ex primer ministro canadiense será culpable, como recuerda el IRAI, de “violaciones graves, flagrantes, sistemáticas y masivas de varios derechos individuales garantizados por la Declaración Universal de Derechos Humanos”, además para socavar el ejercicio por parte del pueblo de Quebec de su derecho a la libre determinación. Se acaba de presentar una demanda en el Tribunal Superior para que Ottawa finalmente pueda rendir cuentas en este caso”.

Trudeau y su participación en sabotaje a la economía de Quebec

El comunicado concluye: “Se acaban de revelar nuevos hechos que a raíz de la llegada al poder del primer gobierno de René Lévesque (1976), el primer ministro Trudeau quiso conspirar con Paul Desmarais para desestabilizar la economía de Quebec, nada menos. No se podía imaginar una forma peor de desprecio por nuestra democracia, incluso por todos aquellos votantes quebequenses que, durante las anteriores elecciones federales, habían depositado amablemente su confianza en el líder liberal. El objetivo de esta odiosa estrategia de sabotaje consistió entonces en hacer deliberadamente más precario el estatus socioeconómico del pueblo de Quebec para dañar mejor la popularidad del movimiento independentista”.

Los solicitantes del cambio de nombre del aeropuerto puntualizan que “por respeto al pueblo de Quebec, exigimos que se cambie sin demora el nombre del aeropuerto internacional Pierre-Elliott-Trudeau. En cambio, proponemos cambiarle el nombre en honor al gran René Lévesque que, por su parte, disfruta de un aura real entre los quebequenses”.