Alertan sobre continuos desalojos de locatarios en Montreal

El Reagrupamiento de comités habitacionales y asociaciones de locatarios de Quebec (RCLALQ) pidió una intervención al gobierno de Francois Legault para detener los desalojos de inquilinos. La práctica, utilizada a menudo por los nuevos propietarios, estaría empujando a la calle a locatarios que han vivido durante varios años en sus apartamentos.

El diario Métro informó que RECLAQ también solicitó a Quebec que aumente significativamente la compensación pagada a los inquilinos cuando estos son desalojados.

 “Estamos pensando en un año de alquiler que debería entregarse de manera proporcional. Eso contribuiría a desalentar a los propietarios que pretendan desalojar sin motivo razonable a sus inquilinos”, precisó Maxime Roy-Allard al diario Métro.

La organización agrega que deben ser prohibidas “todas las disposiciones legales del Código Civil de Quebec” que permiten el desalojo de inquilinos. Especialmente cuando estas expulsiones se realizan para fines de “subdivisión, ampliación o cambio de uso”.

“En este momento, la ley es muy permisiva. La Régie du logement también es bastante laxa con los propietarios. Nos gustaría al menos un poco más de garra. Lo percibimos como un acto de mala fe”,  dijo Maxime Roy-Allard.

De los 305 hogares afectados por prácticas de desalojo y que han sido defendidas por la RECLALQ, el 60% de ellos han vivido allí durante más de diez años. Más de la mitad de estas personas viven en un edificio que fue adquirido “hace menos de tres años”. “Esto demuestra que los intentos de desalojo están dirigidos a los inquilinos que pagan alquileres más bajos. Y que  también son los nuevos propietarios, especialmente, quienes los expulsan”, dice Maxime Roy-Allard.