PULSÓMETRO

Cóctel climático

Luego  de la nieve y el clima frío, varias regiones de Quebec recibieron una mezcla de lluvia y hielo, antes de que el mercurio vuelva a bajar en la noche.

Los quebequenses tendrán que aprender a vivir con estos eventos de clima intenso en los próximos años. El problema es que la infraestructura pública no estaría lista para esta nueva realidad climática molesta. Así lo informa en una nota el diario Le Devoir.

El periódico precisa que en varias ciudades de la provincia, incluyendo la ciudad de Quebec y Montreal, los habitantes tuvieron dificultades para moverse debido a las fuertes lluvias y las acumulaciones de agua, pero también debido a las aceras y las arterias congeladas.

Mientras instaba a los habitantes de Montreal a ser “resistentes” en estas circunstancias, la alcaldesa Valérie Plante habló de un complejo “cóctel del clima” para la ciudad, entre la remoción de nieve, el desbloqueo de las alcantarillas y la propagación de abrasivos en aceras que se han vuelto infranqueables. “No será fácil” el viernes, agregó durante una conferencia de prensa.