PULSÓMETRO

Fontecilla: “No se puede reducir de manera arbitraria el número de inmigrantes”

El recién electo diputado de Quebec Solidaire, Andrés Fontecilla, asegura que su partido se va a oponer a cualquier medida que busque la privatización indirecta o directa de los servicios de salud. FOTO: FELIPE CORREA GALLARDO

El partido Coalition Avenir Québec (CAQ), constituye el próximo gobierno mayoritario. El Partido Liberal perdió el poder al lograr 32 diputaciones. En tanto Québec Solidaire (QS) consiguió 10 cargos y promete convertirse en la verdadera oposición. Pulso conversó con el diputado electo por la circunscripción Laurier-Dorion, Andrés Fontecilla (uno de los fundadores de Québec Solidaire).

Yensy Ortiz

El recorte en el número de inmigrantes que por año recibe Quebec, planteado por el recién electo primer ministro, Francois Legault, resulta inquietante. ¿De qué manera buscarán contrarrestar esta situación?

Vamos a utilizar todos los recursos legislativos a nuestro alcance para oponernos a esta medida.

La proposición de la CAQ y de Francois Legault son proposiciones irrealistas, la cantidad de inmigrantes es una decisión que se toma en acuerdo con el Gobierno Federal, que es el responsable final de la llegada de inmigrantes aquí. Y se toma en torno a un acuerdo cuasi constitucional que se llama el Acuerdo Canadá-Quebec sobre la Inmigración, donde Quebec se compromete a admitir una cantidad de inmigrantes que es proporcional a su población.

No se puede reducir de manera arbitraria el volumen de inmigrantes. Hay una serie de programas bajo los cuales se admite gente en Quebec y casi todos son de jurisdicción federal; es el Federal quien decide quién entra o no a Quebec. Entonces, es una proposición irrealista que tenía un acento electoral y populista.

No obstante, la CAQ ha dicho durante su campaña que pretende condicionar la permanencia de inmigrantes al hecho de pasar un examen de conocimiento de francés así como de un examen de valores de Quebec. De lo contrario, amenaza con expulsarlos. ¿Sería posible cumplir eso?

Para imponer esos “tests”, habría que modificar el acuerdo que el gobierno de Quebec firmó con el gobierno de Canadá, lo que nos parece muy difícil en el corto plazo, y en el largo plazo nos parece muy arriesgado políticamente empezar a renegociar un acuerdo que es excesivamente ventajoso para el Quebec.

En términos políticos se manda una mala señal a la población inmigrante a la que se le está diciendo que su permanencia en el Quebec va a estar supeditada a un “test”, eso causa mucha inseguridad entre la gente, lo cual es nefasto. Nosotros vamos a actuar de manera que el gobierno retroceda.

Símbolos religiosos

Un tema que sigue generando debate es la utilización de símbolos religiosos. De hecho la CAQ desaprueba que toda persona en posición de autoridad haga uso de ellos, eso incluye al personal docente. ¿Cuál es la postura de Québec Solidaire al respecto?

Estamos en completo desacuerdo con la posición del gobierno cuando la CAQ pretende ir aún más lejos e incluir al magisterio, donde hay miles de profesionales que pueden estar en posición de autoridad, pero no en posición coercitiva, que es el criterio fundamental establecido en el informe Bouchard-Taylor, donde se estableció que a los únicos funcionarios públicos a los cuales se les prohibía tener símbolos religiosos son a los jueces, los guardias de prisión, los procuradores del gobierno y a los policías.

Es una medida que busca eliminar el hijab, nos parece que es excesiva, que viola el derecho al trabajo de muchas personas, en particular de las mujeres musulmanas que llevan el velo islámico.

Como parte de su plan de gobierno, la CAQ ha planteado descentralizar el sistema de salud, que, en términos sencillos, significa privatizar el servicio de salud. ¿Cuál será el rol de Québec Solidaire en defensa del derecho al acceso a la salud como un bien social?

Nos vamos a oponer a cualquier medida que busque la privatización indirecta o directa de los servicios de salud. En ese sentido nos oponemos a la creación de nuevos grupos de médicos familiares que son clínicas privadas, que más que médicos son hombres y mujeres de negocios. Nosotros proponemos en cambio transformar las instalaciones que ya están que son los CLSC, que serían las clínicas de acceso a la primera línea del sistema de salud. Son instituciones públicas multidisciplinarias.

Gratuidad en educación

Sabemos que Québec Solidaire ha planteado la gratuidad desde la educación inicial hasta la universidad, ¿de qué manera se hará realidad si ustedes no constituyen mayoría en la Asamblea Nacional?

Muy sencillo, no pensamos que esta iniciativa pueda concretizarse. No somos nosotros quienes decidimos, tenemos un gobierno de derecha que considera la educación un ente que sirve para formar mano de obra para el beneficio de los patrones.

Pero nosotros  vamos a hacer hincapié en volver al espíritu de la ley sobre la instrucción pública que establece claramente que es el Estado quien tiene que invertir en la educación para que las escuelas no estén de forma permanente exigiendo dinero a los padres. Vamos a exigir al gobierno que aplique la ley tal y como está escrita en este momento. La ley de la instrucción pública en Quebec exige que la educación primaria y secundaria sea gratuita.