PULSÓMETRO

Posgrado en la Université de Montréal: ¡Más de 350 posibilidades!

Continuar con los estudios después de la obtención de un baccalauréat puede ser un desafío. La disciplina y la persistencia son necesarias, sobre todo cuando el programa es dictado en otro idioma.

La UdeM ofrece más de 350 programas de posgrado, los cuales se dividen en segundo y tercer ciclos. El segundo ciclo cuenta con tres tipos de maestrías: la profesional, que permite al estudiante hacer una pasantía en el sector laboral de su interés; la maestría de investigación, en la que el estudiante redacta una disertación; en fin, está la opción de una maestría con trabajo escrito dirigido, que es parecido a una disertación, pero más corta.

Las tres modalidades comprenden 45 créditos y duran, en promedio, dos años.

Además de la maestría, los estudiantes pueden cursar, en el segundo ciclo, lo que llamamos un microprograma, que puede ser completado en tan solo un trimestre, así como en nueve trimestres, en caso de que se opte por hacerlo a tiempo parcial.      

Asimismo, se tiene la opción del Diplôme d’études supérieures spécialisées (DESS), que requiere 30 créditos y puede ser realizado en dos o tres trimestres. Esta última opción está dirigida a los profesionales que ya están en el sector laboral y que desean retomar los estudios para especializarse.

Con respecto al tercer ciclo, se trata del doctorado, el cual está compuesto por 90 créditos.

Un doctorado consiste en redactar una tesis y defenderla ante los jurados.

Cada programa tiene sus particularidades con respecto a la solicitud de admisión. Sin embargo, algunos prerrequisitos son fundamentales, como por ejemplo: poseer un diploma compatible o aceptado por el departamento en el que se desea postular; dominar el francés; tener un buen conocimiento del inglés o de otro idioma que el programa exija. Algunos cursos requieren un bosquejo del proyecto de investigación. Igualmente, las notas son importantes para ser aceptado. De hecho, en la mayoría de los programas de maestría, el estudiante debe tener un promedio académico de al menos 3,0 sobre 4,3, y, en el doctorado, al menos 3,3 sobre 4,3.

Los estudiantes en maestría y en doctorado precisan un orientador, mientras que aquellos que optan por hacer una pasantía requieren un supervisor, pues resulta necesario entregar un informe al final de las mismas.

Algunos programas exigen que se elija un orientador previamente al inicio de las clases. Para encontrar un orientador, es necesario consultar el profesorado de la universidad así como el Papyrus, una herramienta en la que es posible tener acceso a todas las tesis y disertaciones de nuestra institución.

Es importante respetar las fechas límites. Para conocerlas, basta con consultar la página del programa.

Y entonces, ¿ya se le pasó por la mente la idea de embarcarse en un posgrado en la universidad francoparlante más grande de América del Norte? ¡No espere más! ¡Si llega a tener dudas o preguntas, entre en contacto con el Servicio de admisión y de reclutamiento de la UdeM!