PULSÓMETRO

Louis Cyr : Un caballo en sus hombros

Gabo San Martín

¿Quién hubiera pensado que en una época, el hombre más fuerte del mundo sería oriundo de la provincia de Quebec? Me refiero a Louis Cyr, el “Sansón” de Canadá.

Nació en la región de Montérégie, en 1863. Cyr fue el segundo de una familia de 17 hijos (Familia numerosa. A muchos nos ha tocado escuchar de nuestros abuelos historias de sus innumerables familiares, cuentos dignos de la tremenda obra literaria que es Cien años de soledad de Gabriel García Márquez). Algunos años más tarde, en 1878, la familia de Louis Cyr, como muchas otras familias quebequenses, decide emigrar a Massachusetts, Estados Unidos, una región muy industrializada. Como es la realidad de muchas familias de la época y a causa de la gran depresión económica de 1873-1896 (la cual comienza en Europa y que afectará eventualmente Canadá), el pequeño hombre fuerte se vio obligado a abandonar la escuela para trabajar junto a su familia como granjero y leñador.

Louis Cyr comienza a ganar notoriedad en su entorno por su fuerza bruta. A sus 18 años de edad, Cyr participa en su primer concurso de hombres fuertes. En esa época la competición consistía en levantar un caballo. Louis, que era mucho más joven que los otros dos finalistas, se instala bajo el vientre del caballo y, sin demasiados problemas, se pone de pie, el caballo sobre los hombros.

Desde 1895 a 1900, estableció varios records y actuó en escenarios europeos, americanos y canadienses. Durante sus espectáculos, Louis Cyr mantenía literalmente su audiencia hechizada durante aproximadamente dos horas. Cyr desafió a todos los hombres fuertes del mundo, sin excepción, al proclamarse campeón del mundo. Louis Cyr muere a los 49 años.