PULSÓMETRO

Discriminación sistemática en la emisión de visas

Los agentes de Inmigración “reciben órdenes claras y específicas, es por eso que rechazan visas. Es mala fe del Gobierno canadiense”, asegura el abogado William Sloan.

El ex-abogado en inmigración, William Sloan, asevera que Justin  Trudeau no ha detenido estas prácticas racistas. Estas han sido heredadas desde la administración de su padre e incluso de mucho antes.

YENSY ORTIZ

Mariana (nombre ficticio), solicitó la visa canadiense para visitar a su hermana en Montreal, en 2017. Sin embargo, por tercera ocasión, vio su anhelo frustrado. El permiso le fue denegado bajo el argumento de no contar con los fondos necesarios para subsistir durante los 16 días de permanencia que se había programado.

Un legajo de documentos, entre ellos cartas laborales, boletas de pago salarial, reportes bancarios y de propiedades, presentados tanto por ella como por su hermana, comprueban la solvencia económica de la solicitante.

En la misiva que recibió de la sección de Visas de México de la Embajada de Canadá también se menciona la falta de vínculos familiares tanto en su país de origen como en Canadá, así como el récord de viajes. Ambos aspectos debidamente respaldados por la peticionaria en documentos a los que tuvo acceso Pulso.

“Nos preparamos para un sí. Esperamos 6 años para volver a postular y reunir los requisitos señalados en la primera carta de rechazo. Todo estaba bien documentado”, dice Mariana quien bajo la Ley de Acceso a la Información solicitó las notas electrónicas efectuadas por el oficial de inmigración en su primer demanda de visa de 2011.

Su caso forma parte de los más de 34 mil solicitantes de visa a quienes el gobierno canadiense negó el ingreso durante el periodo de abril 2017-abril 2018, de acuerdo a cifras reveladas por el Departamento de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRC, por sus siglas en Inglés), a petición de este periódico.

Brasil ocupa el primer lugar con 11,715 visas rechazadas frente a 46,104 aprobadas, seguido de Colombia con 7,340 versus 28,734 otorgadas; Venezuela tuvo 6,502 denegadas y 5,555 aprobadas; Perú 2,110 rechazadas y 13,031 concedidas, en tanto, El Salvador 1,839 negadas contra 3,205 avaladas. De todos los países latinoamericanos, Venezuela es el único que ha tenido más visas rechazadas en contraposición a las visas aprobadas, una situación evidentemente relacionada a la inestabilidad política que se vive en ese país.

Política generalizada

Consultado sobre esta temática, el retirado abogado especialista en inmigración, William Sloan, asegura que se trata de “una política generalizada de la inmigración canadiense, de negar la visa cuando la persona viene de un país de donde hay la posibilidad que pida protección. No es nada nuevo, esa ha sido la política desde los años 80”.

Para el ex-abogado está claro que “Canadá no quiere refugiados. El Gobierno de Trudeau se vendió como que tenía corazón, siendo distinto al de Harper. Se ha mostrado en público muy simpático, pero en realidad es una política que no ha cambiado, es una política que viene del tiempo de su padre y mucho antes”.

Sloan es tajante al declarar que siempre ha habido racismo en las políticas de inmigración canadiense: “Mira los países que no necesitan visa, son europeos, blancos. Canadá tiene su cara escondida, hay mucho racismo”.

En tanto, el IRC asegura que “Canadá no limita el número de visas temporales aceptadas por país. Todas las solicitudes son tratadas de forma equitativa bajo los mismos criterios”. Asimismo asegura que “las solicitudes de visa son consideradas caso por caso sobre la base de la información presentada por el postulante”.

Sloan considera que “es una mentira muy antigua que se repite (la emisión de visa sobre la base personal), porque no se puede comprobar formalmente. Reciben órdenes claras y específicas, es por eso que rechazan visas. Es mala fe del Gobierno canadiense”, asevera.

Como parte de los requisitos, el IRC señala que los oficiales de visa deben examinar diferentes factores para determinar si el solicitante es en realidad un residente temporal. Entre ellos el propósito de la visita, la situación económica del solicitante, sus vínculos con el país de origen y la situación económica general y estabilidad política del país de origen.

En resumen, el solicitante de visa debe demostrar que dejará Canadá al momento que su permiso expire. Justamente, uno los criterios por los que le fue denegada la visa a Mariana y también uno de los más recurrentes que son marcados en las cartas de rechazo. “La intención de volver es clave, pero ¿quién va a determinar la intención de volver? La gente de inmigración. Es la opinión del oficial de inmigración sobre la intención de la persona”, concluye Sloan.

Laisser un commentaire