PULSÓMETRO

Laurier

Gabo San Martín

Muchos hemos hecho un asado, compartido un buen vino y una canturriada en el Parque Laurier, hermoso lugar situado en el Plateau Mont-Royal, dotado de una mística simplicidad y una particular presencia artística. Este parque fue nombrado así en honor a Sir Wilfrid Laurier (el señor que aparece en el billete de 5$).

Sir Wilfrid Laurier es el primer canadiense-francés en ocupar el puesto de Primer ministro de Canadá. Abogado, periodista y político, ocupa la primera magistratura de Canadá de 1896 à 1911. Laurier fue considerado como un político carismático y ardiente defensor de la Unidad nacional. Durante su mandato, Laurier promovió la inmigración y apoyó la construcción de una segunda vía ferroviaria hacia el Oeste canadiense, en plena expansión. Además supervisó personalmente, la creación de las nuevas provincias de Alberta y Saskatchewan, destinadas a formar parte de la joven Confederación canadiense creada el 1ero de julio de 1867.

En 1899, durante la guerra de Boéres, conflicto político-económico que tuvo lugar en Sudáfrica entre el imperio Británico y los colonos neerlandeses, llamados afrikáneres o boéres, Wilfred Laurier acepta la participación voluntaria de los canadienses que decidieran unirse y combatir en las filas del ejército británico, sin necesariamente imponer un reclutamiento militar obligatorio. Esta decisión provocó una negativa reacción de muchos canadienses-franceses que se oponían ferozmente a la participación de Canadá en esta guerra (de la misma manera que se opusieron más tarde a la participación y a la conscripción militar obligatoria durante la Primera y la Segunda Guerra mundial). También generó una reacción negativa de muchos canadienses-ingleses que lo criticaron por no imponer una conscripción obligatoria (definitivamente, qué difícil es darle en el gusto a la gente).

Sir Wilfrid Laurier, quien representó un mito, un símbolo, muere el 17 de febrero de 1919.