PULSÓMETRO

Sistema de salud en Quebec: Al borde del colapso

La gestión del ministro de Salud Gaétan Barrette puede gatillar una eventual derrota del gobierno liberal en las elecciones previstas para el 1 de octubre. FOTO: Petitions24.net


Marcelo Solervicens

La reciente denuncia de sobrecarga de trabajo de las enfermeras, contrastó con la desvergonzada alza de salario consentida a los médicos. Fue la gota que rebalsó el vaso. Índice del fracaso de la reforma del ministro de la salud Gaétan Barrette y posible causa de la derrota del gobierno liberal en las elecciones previstas para el 1º de octubre.

El 64% de los encuestados está insatisfecho con el gobierno, por la deterioración del sistema de salud y prefiere que el gobierno reinvierta en servicios de salud antes que en bajar los impuestos.

Luego de 15 años casi ininterrumpidos de gobiernos liberales, sigue deteriorándose el acceso y los servicios de salud pública. Después de la reingeniería del Estado, de las promesas del ministro Couillard, del Plan Toyota del ministro Bolduc y de la reforma Barrette, el balance es negativo. Se perfila un cambio de gobierno.

¿Gota que rebalsó el vaso?

Los tres mil millones de dólares que entregará el gobierno Couillard a los médicos (especialistas y generalistas) rebalsó el vaso de la tolerancia ciudadana.

El acuerdo retroactivo de 2015 a 2023 aumentará en 46% los ingresos de los 11.161 médicos especialistas inscritos en la RAMQ. Se repartirán 511 millones anuales recurrentes por aumento de 11,2% de sus salarios y al 31 de marzo próximo, 500 millones en bonos retroactivos para atrapar su ingreso con los médicos del resto de Canadá, seguidos de otros mil millones hasta 2023. En total 22 400 $ anuales suplementarios (179 mil $ en ocho años).

El suplemento de los 10 064 médicos generalistas será menor: mil millones: 350 millones por el alza de la remuneración y 650 millones de atrapo. En total un promedio anual de 12 420 $ (99 364 en ocho años).

Justificaciones inaceptables

Ahora se sabe que el cálculo del atrapo con los colegas de Ontario fue sobrevalorado. Hoy día, con más de 400 mil dólares anuales, los médicos especialistas ganan más que en Ontario.

El gobierno afirma que debe respetar el acuerdo de 2007 entre… Philippe Couillard, entonces ministro de salud de Jean Charest y… Gaétan Barrette entonces jefe de la Federación de médicos especialistas. Argumenta que no puede revisarlo, como lo hizo con las compensaciones a los cuadros despedidos por la reforma Barrette en 2016. Los médicos son trabajadores autónomos, no son empleados estatales.

A la criticada centralización de la gestión en la persona del ministro, se agrega su médicocentrismo, contrario al equipo multidisciplinario de salud. Este enfoque privilegia la clínica antes que la prevención. En filigrana, el acuerdo confirma esa orientación al relativizar las obligaciones de rendimiento de la ley 20 y 130 que los sometían a las direcciones de los hospitales, so pena de multas o sanciones.

¿Sistema colapsado?

Mientras los ingresos de los médicos aumentan, los demás trabajadores siguen sufriendo de las políticas de austeridad y los recortes de servicios. El sistema de salud está al borde del colapso. La Orden de Enfermeras advirtió que peligra la seguridad de los pacientes.

Por otra parte, aumentó la precarización de las enfermeras y otros trabajadores de la salud. Se postergó el momento de contratación. Se les obliga a cumplir turnos inhumanos, que ponen en peligro los servicios a los pacientes.

El trabajo en la salud se transformó en sinónimo de agotamiento profesional. La enfermera de CHSLD (centros dedicados a los adultos mayores), Émilie Ricard en Facebook denunció la sobrecarga de trabajo de las enfermeras. Ella se pregunta cómo el ministro puede afirmar que su reforma es exitosa. Emotivamente, denunció que en las condiciones actuales, esperaba que ninguno de sus pacientes terminara en CHSLD. Y es que cuando un gobierno anuncia con orgullo que reinvierte para un segundo baño semanal a los usuarios más vulnerables, los servicios son verdaderamente malos.

La denuncia colocó en la defensiva al gobierno liberal. La movilización de las enfermeras… y la cercanía de las elecciones, ablandaron el corazón del ministro quien consintió fondos para planes piloto para calcular los ratios enfermeras/pacientes adecuados.

Perspectivas

Todos critican el acuerdo entre el gobierno y los médicos especialistas y el colapso del sistema de salud. Más de 200 médicos por el régimen público exigen la anulación del acuerdo y la reinversión en el sistema de salud.

Pero Couillard, falto de imaginación, teme deshacerse de su imponente ministro. Promete aperturas de puestos, pero sin cambiar las condiciones de trabajo, las candidatas son escasas.

El “padre” de la salud pública, Claude Castongay, exigió la renuncia del ministro de la salud Gaetan Barrette. Los partidos políticos hacen lo mismo. Quebec Solidario colectó más de 50 mil firmas exigiendo su dimisión.

Tras el fracaso de la reforma Barrette, analistas sugieren que el objetivo de los liberales, como en 2003 con la reingeniería, es de fragilizar aún más el sistema universal de salud pública, favoreciendo la privatización.