PULSÓMETRO

Negociaciones, elecciones y empleos en la mira

“Es lamentable que el futuro de miles de trabajadores esté relacionado a ciertas decisiones o comportamientos gubernamentales”, asegura Jacques Letorneau, presidente de la CSN. FOTO: LUC BESSETTE

NOTICIAS DE LA CSN (Confédération des syndicats nationaux)

El 2018 será bastante ajetreado para la CSN debido a las próximas negociaciones colectivas con al menos 926 sindicatos que reúnen a más de 53.000 trabajadores. De igual manera, este año hay elecciones en la provincia; hecho que representa la ocasión para reivindicar nuestras aspiraciones, luego de cuatro años de austeridad del gobierno de Couillard.

Entre las prioridades de la CSN para el 2018 están la creación de empleos, sobretodo en el sector manufacturero que sigue viviendo un período de inestabilidad considerando la precariedad existente en ciertas regiones. El presidente de la CSN, Jacques Létourneau, comentó a fines del 2017: “Es desconcertante que miles de trabajadores pasen momentos difíciles y pierdan un  medio de sustento bien remunerado justo antes de las fiestas de fin de año. Es lamentable que su futuro esté relacionado a ciertas decisiones o comportamientos gubernamentales”.   

Para explicar el caso anterior el titular de este organismo cita el caso de General Electric en la ribera sur de Montreal, cuyo cierre fue anunciado en noviembre. Similar suerte corren el astillero Davie, en Levis y la fábrica de papel en Kenogami.

 

Elecciones provinciales: momento de grandes reinversiones

Este año electoral será la oportunidad de la CSN para reivindicar los derechos de los trabajadores e interrogar a los candidatos, y sus partidos, sobre sus inquietudes. Para el presidente de la CSN, Jacques Letorneau, “después de cuatro años de austeridad y un bajo financiamiento de los programas sociales y servicios públicos, es imperativo un cambio en el manejo económico. El superávit de varios miles de millones que se capitalizan contrasta con el alarmante déficit social que crece. Las próximas elecciones brindarán la ocasión a la sociedad quebequense de reflexionar sobre estos desafíos fundamentales”.

El 65º congreso llevado a cabo en junio pasado puso entre sus prioridades las próximas elecciones. Un manifiesto que detalla las líneas directrices del proyecto de sociedad, apoyado por esta agrupación, se adoptó con el apoyo de alrededor de 2000 delegados sindicales.


Recorrido por los sindicatos

Según Létourneau, “de acuerdo al plan de acción aprobado en el congreso, iniciaremos, desde febrero, un recorrido por los sindicatos con el objeto de dialogar con los miembros sobre los desafíos de las próximas elecciones de octubre. Asimismo, se les invitará a hacer suya una de las demandas del manifiesto y a apoyarla”.

En base a las decisiones tomadas en el ámbito local, los consejos centrales de la CSN crearán plataformas regionales de peticiones en base a las cuales se interrogará a los candidatos y sus partidos. El proyecto de la CSN busca una reforma más amplia de la Loi sur les normes du travail que contemple un salario mínimo que sea digno para todos. Además, persigue una Carta del Medio Ambiente que incluya una transición justa y ecológica de los trabajos. Otras propuestas son una política industrial auténtica, acceso a servicios públicos, programas sociales de calidad y consolidación democrática.

El nuevo presupuesto de Quebec será la oportunidad de abogar por una gran reinversión en las funciones del estado en lugar de utilizar el superávit para reducir impuestos.


REM, creación de empleos en la región

El proyecto Réseau électrique métropolitain que calcula una inversión de más de 3,7 miles de millones de dólares, no garantiza beneficios directos para la provincia. “En los próximos meses queremos exponer ante el gobierno de Quebec la importancia de asegurar un contenido local en el material rodante a incorporar. Hace falta un mandato en el que La Caisse de dépôt et placement du Québec se comprometa a priorizar la contratación local para la ejecución de este proyecto”, explica el presidente de la CSN.

 

TLCAN  (Tratado de Libre Comercio de América del Norte)

De igual manera, la CSN muestra su preocupación por las posibles consecuencias de la renegociación de este tratado, sobre todo en lo relativo a los servicios públicos y el desarrollo de la cultura quebequense. Esta renegociación debe ser el momento para fortalecer los mecanismos de defensa de los derechos laborales y de preservar la capacidad soberana de intervención en miras al bien común. Con las debidas salvedades en caso de demandas arbitrarias de inversionistas que se sintieren perjudicados.

Insuficiente incremento del salario mínimo
Aunque la CSN recibe con complacencia el próximo incremento de $0.75, llegando así a $12 la hora a partir del 1 de mayo, este valor es aún insuficiente para muchos trabajadores que no logran cubrir el presupuesto familiar, incluso trabajando a tiempo completo. Para la CSN, es imperativo que el gobierno incremente el salario mínimo de forma considerable hasta $15 la hora a la brevedad posible.

El incremento, anunciado por el ministro Viens, que beneficiaría a alrededor del 10% de los trabajadores de Quebec no ayuda a salir de la pobreza de forma permanente. Para el titular de la CSN: “Este asunto debería ser una prioridad para el gobierno. Para ilustrar, no es posible que trabajadores a tiempo completo aún tengan que acudir a bancos de alimentos”.

La CSN apoya de forma comprometida la Coalición 5-10-15 que busca que los trabajadores conozcan sus horarios de trabajo con cinco días de anticipación en caso de modificaciones, diez días anuales de descanso remunerados por enfermedad u obligaciones familiares y un salario mínimo de $15 la hora. La Coalición continuará presionando al gobierno para que apruebe este plan.