PULSÓMETRO

Victoria de niños sin papeles

Hay padres que no envían a sus hijos a la escuela por temor a la deportación. Foto: conferencia de prensa de Solidarités sans frontières (2016) dando a conocer la problemática de los niños sin escuela en Quebec. FOTO STÉPHANE LAVOIE

GUADALUPE ESCALANTE-RENGIFO

Quebec también tiene sus dreamers. Aunque sus historias son poco visibilizadas, diversos organismos humanitarios trabajan arduamente para que los niños y adolescentes que viven en la provincia sin estatus migratorio adquieran derechos básicos, como la educación y la salud.

Gracias a la aprobación del proyecto de ley 144, el pasado nueve de noviembre, una de estas batallas ha sido ganada. A partir del próximo primero de julio, los niños en edad escolar sin estatus o con estatus precario podrán inscribirse de manera gratuita en las escuelas de Quebec. La medida establece que este grupo de personas, hasta los 18 años, tenga acceso a la educación de menores, de adultos y a la formación profesional. Para ello, contarán con un código permanente.

Stephan Reichhold, director general de la Mesa de Concertación de Organismos al Servicio de Personas Refugiadas e Inmigrantes (TCRI), explica que Quebec es una de las últimas provincias en adoptar esta medida. “Han sido casi diez años de lucha para lograr la aprobación del proyecto de ley. Ha habido muchas tentativas infructuosas y, por fin, lo hemos logrado”, comenta satisfecho.

El director del TCRI explica que la actual ley sobre la instrucción pública establece unas excepciones para inscribir gratuitamente a algunos menores, por ejemplo, para los asilados, pero sus padres o tutores tienen que tramitar una derogación. “Muchos padres no envían a sus hijos a la escuela por miedo a ser deportados y prefieren tenerlos en la casa”.

Por otro lado, agrega, quienes deciden inscribir a sus hijos a la escuela se enfrentan a muchos obstáculos. “Desde hace diez años, las comisiones escolares han comenzado a ser más estrictas con la inscripción de los estudiantes y a enviar facturas. Existe la tendencia a rechazar las solicitudes. Es necesario presionar y realizar trámites ante el Ministerio de Educación. Además, el proceso es lento y complicado”, puntualiza. Reichhold sostiene que es muy difícil documentar esta problemática, pues no todas las personas que tienen hijos en esta situaciónlo manifiestan. “El Ministerio de Educación ha reportado que, cada año, existen cientos de casos”. También es difícil establecer el origen de los menores, pues no hay estadísticas claras.

A partir de la aprobación de la nueva ley, los titulares de la autoridad parental que viven en Quebec de manera habitual, no solo podrán inscribir gratuitamente a la escuela a estos niños, sino también tendrán la garantía de la confidencialidad. Esto quiere decir que las comisiones escolares no podrán divulgar sus informaciones sin su autorización.

Otro logro que contempla esta modificación es que brinda un poder discrecional a las comisiones escolares para que inscriban, por motivos humanitarios, a los menores que no cuenten con la autoridad parental en Quebec y que sus casos lo ameritan.

Pese a la satisfacción de este logro, todavía hay un aspecto que inquieta a Reichhold: el hecho de que los niños sin estatus o con estatus precario no tengan una cobertura médica. “Falta ver cómo van a hacer las escuelas para aceptar a estos menores sin seguro médico. Esto todavía no está claro, aunque la ley establece que no debe ser un problema”, concluye.

Los documentos requeridos para inscribir a los menores a la escuela son: una prueba de residencia del padre o tutor. Esta puede ser de dos tipos: uno (contrato de alquiler, letra del propietario, planilla de impuestos  u otro documento relacionado con la residencia) y dos (facturas de servicios, como el de electricidad y el de teléfono). En cuanto a los menores, se deberá presentar un documento de identidad válido, como el certificado de nacimiento, o el documento de inmigración válido o vencido, así como el formulario de autorización de la comisión escolar a la que pertenece la escuela.


DOCUMENTOS REQUERIDOS

Prueba de residencia del padre (dos tipos de documentos):

Tipo 1

Contrato de alquiler, carta del propietario, cuenta de impuestos municipales u otro documento relacionado con la residencia.

Tipo 2

  • Factura con la dirección de teléfono, electricidad, Internet;
  • permiso de conducir u otro documento con la dirección. Documento de identidad del estudiante, documento de identificación válido, certificado de nacimiento de Quebec o de Canadá, certificado de nacimiento en el extranjero traducido al francés o al inglés u otro documento de inmigración válido;
  • documento de inmigración vencido, certificado de nacimiento en el extranjero o documento de viaje (pasaporte).

Comisión escolar

Formulario de autorización de la comisión escolar a la que pertenece la escuela.

Laisser un commentaire