PULSÓMETRO

La mejor hoja de este otoño

Triste empezó octubre para Pulso. La redactora de Viajes, Katy Torres, perdió la vida el jueves 8 de octubre en un accidente automovilístico en su trayecto de Gatineau a Montreal. Pulso dedica esta página a la periodista que la tenía a su cargo desde hacía tres años. Se nos fue una excelente amiga y profesional. Podemos decir con emoción, y al mismo tiempo con profunda convicción, que el fallecimiento de Katy simboliza la caída de la mejor hoja de este otoño. Descansa en paz, querida amiga.

———

Palabras de sus padres y hermanos desde Venezuela

Katy, un pedazo de cielo que Dios dispuso colocar en esta tierra para acompañarnos durante treinta años, para llenarnos de su alegría, de su espíritu entusiasta, de su gran amor desinteresado. Dios colocó en ella un corazón abierto, lleno de esperanza, de ilusiones, de inquietudes, de ganas de alegrar siempre la vida de quienes estaban a su lado. Siempre fue excelente para escribir, en el inicio de su secundaria la indujeron a escribir un “diario de vida” en el que le contaba a un amigo “Piolín” sus vivencias, con una redacción de niña madura de doce años. El diario lo inició con un poema de Pablo Neruda:

“Es la mañana llena

de tempestad en el corazón

del verano.

Como pañuelos blancos

de adiós viajan las nubes,

el viento las sacude

con sus viajeras manos…”.

Siempre contó con excelentes profesoras que la fueron moldeando en el arte de escribir.

De su familia, especialmente de su mamá, se dejó abarrotar por ese ánimo para viajar. Era su móvil el espíritu de volar, conocer lugares e idiomas, y aprender cada día cosas nuevas. Dios le regaló el ganarse un premio por la Alianza Francesa por escribir una experiencia en francés, el cual la llevó a conocer diferentes ciudades y lugares de Francia, lo que la llenó de felicidad. En sus pasantías de pregrado fue profesora de español en escuelas de la población de San Girón en el sur de Francia. También ingresó a la organización AIESEC, donde crecieron sus dones de planificadora y de servicio. Se involucró además con varias ONG que trabajan con niños de bajos recursos económicos y con limitaciones al acceso de la educación.

Siempre quiso contagiar a todos la alegría que desbordaba de su corazón latino. En nuestras reuniones familiares siempre inducía a bailar, a cantar, a reír. Al igual cuando estuvo en otros países, ella trasmitía ese espíritu alegre, colorido, orgulloso de su tierra, propio de su personalidad, que la movió constantemente a regalar su amistad.

Amó intensamente a su familia, a mí, su mamá, a su papá, a sus hermanos, a sus sobrinos, a quienes siempre los tomó como sus propios hijos, y a sus amigos. Nos ayudó a todos hasta el último instante de su vida. Y su amor era no solo a los que conocía sino también para los que no conocía, tratando siempre de poner su granito de arena para que recibieran una educación integral.

TE AMAMOS KATY.

Sus padres y hermanos desde Venezuela.

Emotivos testimonios de amigos de Katy

Sus amigos María y Nawaf:

Su paso por este plano fue casi fugaz, pero su linda personalidad y su espíritu tan lleno de entusiasmo perdurarán por mucho tiempo en la memoria de todos los que tuvimos la gran suerte de conocerla. Siempre nos sorprendió su manera de enfocar sus acciones hacia un cambio social. Ella creía que sus acciones, por más pequeñas que fueran, en algún momento revolucionarían a su comunidad y a todos a su alrededor, y así fue. Katy nos cambió con su amistad, positivismo y simpatía. Ella, aunque común, sabía ver el lado filosófico de las cosas y transmitía la sabiduría y la alegría de su alma.

Sus amigas Sandra, Carito, María y Aura:

Katy marcó la vida de muchos con su sonrisa y su alegría de vivir. Su frase “con amor” acompañaba sus gestos de generosidad y amor hacia los demás. Orgullosa de sus raíces venezolanas, Katy siempre dejó en alto su ciudad natal, Mérida. Celebremos la vida y la amistad, tal como ella lo hubiese hecho. Que sus gestos de amor, su sentido del humor, su compromiso social, su espíritu aventurero, su perseverancia, su optimismo y sus profundos valores familiares sean una inspiración para todos nosotros. Katy estará hoy y siempre en nuestra memoria y en nuestros corazones. ¡Te amamos Katy!

Kenza, amiga y ex-compañera de apartamento:

 Tuve el privilegio de vivir con Katy y conocerla como una amiga y una hermana. Katy me marcó en tres aspectos:

Su fiel amor por Venezuela.
Su altruismo: Katy sabía que el mayor regalo que podemos dar a alguien es nuestro tiempo, atención y amor. Y Katy tenía suficiente para todos.
Su integridad: Katy siempre tuvo el valor de luchar por lo que creía.
Katy, gracias por haber estado entre nosotros.

Katy, gracias por habernos amado.

Katy, gracias por habernos hecho mejores personas.

Gen y Roberto, amigos de la Universidad de Montreal:

Compartir es un verbo que Katy conjugaba mejor que nadie. Ella compartía la vida con los que la rodeamos, no solo los grandes momentos sino cada detalle del día a día. Todos aquellos que tuvimos la suerte de conocerla como amiga, estudiante o colega en la Universidad fuimos marcados por su generosidad.

Katy encarnaba la alegría. Bastaba una sonrisa para impregnarse de su optimismo. La sonrisa de Katy siempre estaba acompañada de un brillo en los ojos, el calor de su corazón y la bondad de su alma. Es esa sonrisa grabada por siempre en nuestros recuerdos que seguirá siendo una fuente de inspiración.

Marjolaine y Élodie, amigas y miembros de Développement et Paix – Montreal

Katy le preocupaba la desigualdad y las injusticias que viven los pobres de los países del Sur, por lo que decidió involucrarse en la organización católica Développement et Paix. Participó en actividades de promoción y sensibilización relacionadas con el tema de la justicia climática. También participó en diferentes movilizaciones que tuvieron lugar en la Colina Parlamentaria en Ottawa. Su deseo de cambiar el mundo quedó plasmado no solo en su implicación en el Foro Mundial el verano pasado, sino también en sus estudios doctorales en Geografía Humana. Pues para Katy, un mundo más humano, justo y solidario era y seguirá siendo 100% posible. 

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée.

*