PULSÓMETRO

La cultura gaucha se vive en Tacuarembó

En Tuacarembó habría nacido Carlos Gardel. | FOTO: COMMONS

KATY TORRES

Botas de potro, chiripá, boina, boleadoras, lazo, guitarra y el infaltable mate : es la imagen del gaucho.

Un hombre magro y ágil –según el estereotipo que lo caracteriza– por su vida expuesta a la ruda intemperie. En Uruguay, el gaucho es el campesino-jinete que se dedica a los trabajos rurales. Del conquistador heredó el caballo y la guitarra. Del indio recibió el poncho y la vincha, el mate y las boleadoras.

En el mes de marzo, desde 1987, se celebra anualmente la Fiesta de la Patria Gaucha en Tacuarembó, al norte del país. Una de las fiestas folclóricas más importante para los uruguayos. Se dice que reafirma la identidad del ser uruguayo.

Las calles de Tacuarembó se llenan con el desfile de caballería gaucha. Los caballos también toman su lugar en las jinetadas y ruedos. Entre las bellas mujeres se escoge a la mujer del pago, quien representará a la joven rural. El lado gastronómico gaucho no se queda atrás con el concurso del Plato de la Patria Gaucha.

Conocer Tacuarembó

En este rincón de Uruguay, la identidad gaucha se funde con los quehaceres cotidianos. Quien visita no dejará de pasear a caballo para disfrutar las grandes extensiones verdes. Además, visitar una estancia o una chacra es un atractivo tradicional.

La gente viene por un día o varios (pues también se pueden alojar) para disfrutar de las actividades relacionadas con la vida campestre : conducir el ganado, acompañar o participar en las faenas del campo, estar en contacto directo con los animales.

Hacer turismo en Tacuarembó, es disfrutar de su vida rural.

Uruguay se ha dado a conocer como un país ganadero y agrícola principalmente. Hoy son muchos los establecimientos agroturísticos que se dedican tanto a la producción agropecuaria como a acoger visitantes.

Lo especial, es que estos lugares son atendidos a menudo por sus proprios dueños (en su doble función). Son establecimientos familiares, por eso la atención es más íntima y cercana.

Carlos Gardel viene de Valle Edén

El departamento de Tacuarembó es el más grande del territorio. También es uno de los menos densos de población : lo habitan menos de 100.000 personas. Muy cerca de la ciudad capital de Tacuarembó, está Valle Edén.

Este lugar es especial, un paraíso uruguayo, un lugar sagrado para los indígenas que lo habitaban en el pasado. Ideal para quienes disfrutan de la naturaleza y de las actividades al aire libre.

Pero Valle Edén se da aún más a conocer por ser la cuna de Carlos Gardel. Es algo que los oriundos defienden con gran recelo. El famoso cantor de tangos nació en tierras tacuaremboenses.

En la pulpería que él frecuentaba, se estableció un museo en su honor para dar testimonio de su nacionalidad uruguaya. En Tacuarembó no hay dudas : Gardel es uruguayo.