PULSÓMETRO

Ignacio Piatti de Impact: El motor del equipo

FOTO: IMPACT DE MONTREAL

FERNANDO GARABITO

“Nacho” Piatti es un referente indiscutido del Impact. Por lo demás, el 10 es de esos jugadores que parecen estar hechos para las grandes ocasiones. Lo demostró en innumerables ocasiones en San Lorenzo de Almagro y lo ha corroborado desde su llegada al Impact. Y es que “Nacho” es dueño de un talento que parece inagotable. Puede llegar al arco tan fácilmente por izquierda como por derecha y con su trato exquisito del balón es capaz de eludir defensas y dar un pase gol entre líneas en cualquier minuto. Es el que más dispara al arco, el que más asistencias de gol tiene y el segundo goleador del equipo solo detrás de Drogba. Y además el volante tiene una fijación por convertir golazos. El que se despachó frente al New England Revolution para sellar la clasificación del Impact a los play-offs no es más que un botón de muestra.

Pero el rendimiento superlativo de “Nacho” pareciera hacer olvidar que en lo personal no vive momentos fáciles. La salud delicada de su padre lo obligó a volver a Argentina y ausentarse 10 días a principios de octubre. Afortunadamente, su viejo va mejor y Nacho ya está de vuelta y parece ahora imparable. Lo que viene muy bien para el último tramo de este 2015, que por donde se le mire ha sido para el Impact uno de esos años que marcan la historia de un club. La final de la Concacaf con un Estadio Olímpico repleto; la llegada de Didier Drogba, son sólo algunos de los hitos que han hecho del Impact el equipo predilecto de los montrealenses. Si bien el Impact deberá aún esperar para ganar un título de la MLS, el lazo que se ha construido con su hinchada y el interés que el equipo suscita en los quebequenses ya están consolidados. Y el argentino es uno de los principales artífices de lo logrado este 2015, el año del Impact.